Consejos para reavivar la pasión con tu pareja

Consejos para reavivar la pasión con tu pareja

Reavivar la pasión

Las relaciones sexuales deben cuidarse y cultivarse para que no se marchiten y brinden placer. Pero aceptémoslo, muchas veces es complejo mantener viva la pasión en la relación de pareja, debido al paso de los años y el estrés de la vida diaria (dinero, hijos, trabajo…). En este post te damos unos consejillos para avivar la llama.

EL COFRE DEL SEXO Y EL PLACER:
En una caja, guarda aceites de masaje, lubricantes de sabores, un par de juguetes sexuales que nunca hayáis usado y que queráis probar, una venda para los ojos, unas esposas… En resumen, los juguetes que siempre habéis querido usar en la alcoba, pero que hasta ahora no habíais probado.

CONSEJO: Tenedlo siempre a mano y ¡no dudéis en usarlo al primer calentón!

AL VAPOR:
Daros una ducha de vapor rodeados de velas, aromas y pétalos de flores. Sensualmente ayudaros el uno al otro a acariciar vuestros cuerpos y a explorar todos sus rincones. Compartid besos en lugares inesperados e inexplorados. Si deseáis tener sexo ahí mismo, ¡adelante!, pero si preferís seguir con el juego, secaos mutuamente y seguid con las caricias en la cama… no hay nada más placentero que tener sexo después de una relajante ducha.

CONSEJO: Aprovechad cualquier viaje que hagáis juntos… recuerda que esto puede hacerse no sólo en casa, sino también en un hotel o en un spa.

“HOLA, BUENAS NOCHES”:
Para muchas parejas, probar un juego de roles funciona muy bien. Tened una cita en un bar y simulad no conoceros. Uno de los dos puede acercarse al otro en plan conquistador mientras la otra persona le trata amablemente o con indiferencia. Inventad nombres, trabajos, historias, para lograr la sensación de que sois dos desconocidos abiertos a un encuentro pasional que sólo durará una noche.

CONSEJO: No llevéis ropa interior a la cita.

OTROS ESCENARIOS:
Probad otros lugares de la casa, como la cocina, la sala o el patio trasero si tienen suficiente privacidad… Incluso si sois atrevidos buscar escenarios fuera de casa, como la casa de los suegros el baño de un restaurante o el hotel de moda.

Sólo recordad que tener sexo en espacios públicos puede tener consecuencias con la autoridad, así que reservaos el sexo para un lugar «más privado». La espera después de una buena sesión de besos y caricias pícaras creará más tensión sexual que podréis liberar a la hora del encuentro.

ESCLAVOS:
Jugad a ser el esclavo sexual del otro satisfaciendo todos los deseos que te pidan, siempre sin obligar a hacer algo que no quiera o le incomode a la otra persona. ¡Puede ser de los juegos más excitantes que puedas imaginarte!. Si os animáis, podéis tener preparado algún juguete Bondage como esposas, látigos, antifaces o plumas que os ayuden a adentraros aún más en este sensual mundo.

Recuerda que en nuestra Tienda Online podrás encontrar el juguete, prenda de lencería o cosmético erótico ideal para ti, para reavivar la pasión y para hacer de tus relaciones sexuales algo explosivo.

×